viernes

CARTA REMITIDA POR LA ASOCIACIÓN PRO SEGURIDAD CIUDADANA DE LIMA (PERÚ)

Transcribo a continuación una carta que nos remiten desde Lima, espero que les sea de utilidad:

LOS ESCLAVOS DE LOS JUEGOS DE AZAR

Quienes hayan estado por Lima – Perú en los últimos años deben haberse creado una cabal idea de la explosión de los juegos de azar en este país. La avenida La Marina, una de las arterias principales de la capital, ha sido tomada sin desparpajo alguno por casinos, tragamonedas y salas de apuestas que poco a poco tratan de adueñarse con sus exageradas luces de neón del corazón de esta capital latinoamericana. Lo que sucede en Lima, tal vez con menos luces de neón y otras variantes, es un denominador común en nuestras ciudades, un denominador que si no es controlado puede desbocarse.
Quiero dejar en claro que este artículo no pretende ser “UNA CRUZADA CONTRA EL JUEGO”.

Es cierto que los casinos y tragamonedas son un excelente negocio, pero para sus dueños; no así para la gran mayoría de sus usuarios, que no solo pierden el dinero invertido sino también su salud.

Como el tabaco, el café y el alcohol, el juego puede convertirse en un objeto de dependencia, en una enfermedad. La ludopatía se ha convertido en un problema de salud pública, que además tiene implicancias en la seguridad ciudadana, y es que por la dependencia que esta genera en sus victimas los termina involucrando en delitos varios, algún robo o estafa por ejemplo. Lo que sea con tal de conseguir el dinero necesario para otra ronda en el tragamonedas, o tentar suerte, -esta vez sí-, con el 21 y el Blac Jack.

La ludopatía es una alteración progresiva del comportamiento por la que una persona siente una incontrolable necesidad de jugar, menospreciando cualquier consecuencia negativa que le pueda ocurrir, en otras palabras deja de ser una forma de placer o diversión para ser una necesidad. Esta enfermedad suele estar aparejada con otras adiciones como el alcoholismo y el tabaquismo que alteran la calidad de vida significativamente en los que la padecen.

Miles de personas no solo han dilapidado sus propios recursos o el de sus familiares, también han destruido sus hogares. Los ludópata son una comunidad que no discrimina, no existen diferencias de sexo, nivel cultural, nivel económico, clase social. Es un “club” abierto a todo aquel que caiga en sus garras.

Y sin embargo, a pesar de la galopante aparición de casinos legales e ilegales o de simples salas de tragamonedas en toda América Latina, aún no se cuentan con cifras exactas acerca de la real dimensión de este problema.

¿Sabemos cuánto gastan por año nuestros ciudadanos en juegos de azar como loterías, carreras de caballos, casinos, tragamonedas u otros? ¿En cuantos países de Latinoamérica la ilegalidad va ganando la batalla a la formalidad en el juego de azar? No existe un cálculo exacto de cuántos ludopatas hay por país. Presumiblemente suman miles de miles los afectados que hoy se enfrentan a la ruina, la desintegración familiar, la destrucción de sus hogares, empresas y empleos, con las consecuencias psicológicas que estas acarrean.

Es cierto que el acto de apostar es una actividad que acompañó a la mayoría de las culturas, entonces ello es intrínseco a la naturaleza humana. Por ello no sería una propuesta exitosa prohibir los juegos de azar. Pero no por esto se debe dejar de vigilarlos al milímetro, que existan legislaciones transparentes respecto a los juegos de azar. Los usuarios deben entender, por ejemplo, que las máquinas tragamonedas son precisas con el cálculo de probabilidades, y siempre arrojarán utilidades. Pero ese es otro tema. Debemos estar muy atentos si tenemos familiares o amigos que acudan regularmente a estas salas de juegos.


En algunos países los políticos sostienen la erradicación del juego pero del dicho al hecho hay mucho trecho en realidad son propuestas coyunturales para la foto sino analicemos que se ha hecho en los últimos años respecto a este negocio. Quiero agregar que en algunos países de Europa no escapan a este flagelo.

El inicio de todo es el obtener dinero fácil mediante el juego, se le suma a ello la codicia que los lleva a la temeridad y de pronto se transforma en ludópatas, por ello habrá que estar atento a los siguientes síntomas:

En algunos se dan patologías físicas como excesivas sudoración en las manos, aumento en la frecuencia cardiaca, sensación de náuseas o mareos.
Se encuentran permanentemente preocupados por el juego, así como el de obtener dinero a cualquier costo para jugar creyendo erróneamente que su suerte estará en la próxima visita a un casino.
Jugar con frecuencia mayor cantidad de dinero y permaneciendo períodos de tiempos más largos en los casinos
Sacrificio de obligaciones familiares, laborales o sociales para poder jugar.
Persistencia en el juego incluso arriesgando dinero que muchos casos no es el suyo.
Necesidad de incrementar la cantidad y frecuencia de las apuestas para conseguir la excitación deseada.
Intranquilidad e irritabilidad en caso de no poder jugar llegando incluso a la violencia.
Conseguir dinero para apostarlo no importando como o donde.
Aumento de las conductas de juego ante dificultades familiares, sociales, o psicológicas.
Cuando no se pueden controlar les da igual apostar 100 soles 100 dólares, 1,000 dólares o gastándose incluso toda su línea de tarjeta de crédito.
Finalmente, que no todo quede en palabra. Debemos empezar acciones concretas para evitar se sigan sumando ludopatas por todo el mundo.

Lima, 13 de Marzo del 2007.



Atentamente,


CESAR ORTIZ ANDERSON
PDTE APROSEC
Email: comunidadesunidasenprevencion@gmail.com
aprosec@hotmail.com
aprosec3@yahoo.com

7 comentarios:

Any dijo...

Hola mi nombre es Ana Maria ,soy de la ciudad de Viña Del Mar Chile he leido con mucha atención esta carta ,y como no ,si estube en noviembre recien pasado y casi me he caido de espalda al ver tantas salas de juego juntas y esas luces al puro estilo la Vegas. Fui invitada por mi amiga y colega Sra.Bertha Hurtado presidenta de Ajuper (ASOCIACIÓN DE JUGADORES PERUANOS EN RAHABILITACIÓN),pude ver en terreno la magnitud de juego en Perú y haciendo comparaciones con mi pais veo que aun estamos lejos de esa realidad ,pero ojo no debemos descuidarnos ya que el juego en Chile esta tomando otros rumbos ,hoy es muy frecuente ver maquinitas chinas inundando nuestra ciudad no son legales pero ahi estan y nadie dice ni hace nada ,vemos con terror como amas de casa ,jovenes ,niños cada dia se hacen adictos al juego para ya pronto ser ludopatas palabra desconocida para muchos en mi pais y en muchos creo .Bueno un placer poder aportar y espero puedas aportarme a mi blog seria un placer,un abrazo Any.

Jesús Castro dijo...

Muchas grácias por participar en mi blog. Es evidente que el juego es un gran negocio, por eso se exporta y expande con tanta facilidad. En mi opinión, a pesar de esto, debemos siempre insistir en que la responsabilidad última del uso o abuso de esta actividad es siempre y fundamentalmente del "consumidor". Sin esta base, cualquier tratamiento, prevención o estrategia de cambio no es posible, puede ayudar mas o menos, pero sin que el usuario asuma que es el mismo el que abusa de esa actividad, no es posible cambio alguno. Observese el artículo dedicado a la recuperación natural en el juego patológico,y la conclusión será clara: lo único imprescindible para el cambio es precisamente el deseo de hacerlo, y la asunción de responsabilidad y de control por parte del usuario.
Puede Ud. incluir un link a su blog cuando lo desee.
Un saludo.

Marielos dijo...

Muchas gracias por toda esta valiosa informacion.
Como estudiante de psicología me es muy valiosa.
Gracias por ese enorme y valioso trabajo

Bertha dijo...

Mis sinceros saludos Jesús, es una gran esperanza leer tú blog, leo también lo que escriben mi querida amiga Any desde Chile estubo en Noviembre del año pasado aquí en el Perú, lo mismo que César Ortiz Presidente de APROSEC, que diferente es mirar desde otras perspectivas lo que es la ludopatía, quienes mas que los que las llegamos a sufrir en carne propia, por esa razón me atrevo a escribir lo siguiente sabemos que las personas adictas a los juegos de azar no culpan a los casinos y tragamonedas de lo que pasó en sus vidas son ellas y solamente ellas y lo que no han resuelto en sus vidas lo que las llevó a jugar sín control para luego enfermar y convertirse en ludópatas, de eso están creo concientes, pero no podemos dejar atras que los gobiernos estuvieron presentes y fueron demasiado permisivos, cuando hubo el ingreso masivo de tanta máquinas y dejó que se instalará en un país tan pobre tantos casino y tragamonedas, ahora hay también las maquinitas chinas que ingresan ilegalmente y su uso es también ilegal, aquí el problema se vuelve de más riesgo aun ya que en ellas no solamente juegan personas mayores sino también niños y adolescentes, lo mismo que las adicciones a los juegos en internet, todo esto quién lo controla? que esperán las autoridades de nuestro país? ya los centros de salud mental de nuestro país no puede recibir a tantos adictos, dónde va a parar toda esa gente que enferma de éstas adicciones? pués los centros de prevención tienen la palabra.
Es que nadie quiere hacer una CRUZADA EN CONTRA DEL JUEGO, más que se hace cuando ya en nuestro país la ludopatía y adicciones a las NTC no tienen ni control ni freno? por que no estabamos preparados para que ésto sucediera en una sociedad como la nuestra.
Al ser la Presidenta de una Asociacion que ayuda a la Rehabilitación de personas que sufren de ludopatía, y en funcionamiento hace ya casi 3 años,con un programa integral que ayuda no solamente al ludópata sino también a las familias y su entorno afectado, si es verdad ya la ludopatía se ha convertido en un problema de salud pública, pero qué hacen las autoridades que les compete el cierre de tanto tragamonedas que funcionan en la ilegalidad? con solamente recursos de ámparo no de Lima sino de cualquier otro lugar recóndito de nuestro país y visceversa, como se lucha con esta lacra social, y no solamente la Av. La Marina, allí están las Av. San Luis, y otras de San Borja que no respetan las leyes correspondientes están cerca de nidos de centros de Salud y Clínicas privadas y las leyes? y que decir del cono Norte y Sur, allí ya es para quedarse pasmado la cantidad de tragamonedas que existen, en Lima cuadrada igualmente, creo que en éstos momentos en Lima no hay Distrito que se escape a éste problema, son unos pocos los privilegiados que no han dejado que suceda ésto y creó por la gestión de sus Alcaldes. Ellos son también si no estoy en error, los que tienen lo que es el control de las cabinas de internet, señores manos a la obra, pongan en acción el cumplimiento de las leyes, ya hay en funcionamiento algo que viene realizando MINCETUR en lo que es la Prevención, Y lA Sra.Ministra que lucha por la erradicación de las maquinitas chinas y muchas promesas que esperamos no solamente como siempre se quedén en el papel sino que se cumplan.
También visite Chile estuve por Viña del Mar en febrero-Marzo para poner un granito de arena en la puesta en marcha de lo que ahora es AJUCHER, que increible y distinta realidad en Viña del Mar solamente existe un casino, pero ahora también están por abrir otros si ya no lo han hecho, y el ingreso de las maquinitas chinas si ya es un hecho, a luchar mi querida Any, desde la misma frontera amiga mía y como quisiera que en mi propio país se trabajará más por el sueño de nuestras asociaciones un mejor cumplimiento de las leyes que rigen para el funcionamiento de éstos lugares, para muchos de entretenimiento pero para otros y me atrevo a decir los más el incremento de ludópatas.
Hay que recordar que hay una línea muy delgada la que separa al jugador problema(solamente un incremento en la conducta de juego al no poder hacer frente a grandes pérdidas de dinero y ya es considerada persona en alto riesgo) del jugador patológico no lo olvidemos. Por qué? nuestros gobiernos no luchan por el ingreso de otro tipo de Negocios donde se les de oportunidad de trabajo a tanta gente como las que trabajan en los Casinos y Tragamonedas.
Por qué? se deja el ingreso de éste tipo de negocios en paises que no están preparados para lo que además ocasionará el abuso e incremento de ellos?.
Busquemos soluciones señores, como en otros países que desde que se ingresa se les cobra por ejemplo el agua mineral que se consume, aquí todo es gratuito, por que no centralizar como se dijo solamente en Hoteles cinco estrellas ó restaurants 5 tenedores y erradicar todos los demás, nos hemos convertido en un pequeño Las Vegas, leí un artículo que me causo estupor dicen que el Perú es el país que después de las Vegas tiene mayor cantidad de máquinas.
No hay una real y verdadera dimensión del problema, pero trabajemos en eso, a los estudiantes de los últimos años de Psicología y Psiquiatría tienen toda una labor hacer estudios sobre el tema con parte estadística que tanta falta nos hace.
Igualmente te pido aportes en mi blog.
Por un país libre de adicciones y dueños de su propio destino.
Bertha Hurtado
Presidenta de AJUPER(Asociación de Jugadores en Rehabilitación)

Jesús Castro dijo...

Hola. Antes de nada agradecerle su aportación a mi blog.
Aquí en España, el juego está totalmente liberalizado desde el año 1977 aproximadamente. Antes eramos un país con un régimen totalitario y fascista, una dictadura, por lo que el régimen decidía que entraba y que salia en el país. Actualmente tenemos dos tragamonedas por bar.
La población es de mas de cuarenta y tres millones de personas y las últimas tasas de prevalencia para el juego patológico es del 1,5 % de la población, para una actividad a la que está expuesta el 100%. Somos el país que mas consume cocaina del mundo, a pesar de los ingentes recursos empleados a nivel judicial, policial, de prevención y educativos empleados en la lucha contra este problema.
Ante este panorama, es evidente que no se puede luchar contra la voluntad y libertad de un individuo para hacer lo que quiere. La única opción sería retroceder en el tiempo y volver al totalitarismo, aunque probablemente las conductas de juego excesivo también se daban en la sociedad predemocrática.
En mi opinión, el no hablar ni de enfermedades ni de enfermos, no es incompatible con el trabajo que realizamos con las personas que nos cuentan que todos los problemas de su vida se deben a algo que han venido haciendo ellos mismos. Hay que hacer un trabajo a la medida del individuo, de su vida, de sus problemas, y el demonizar y el atribuir toda la responsabilidad a una actividad que el mismo realiza, en mi opinión es un error. Hay que hablar con propiedad de este problema, de que mientras el jugador juega, se siente fuera del mundo, fuera de sus problemas, y que el ganar dinero no es sino una explicación que se dá a si mismo para seguir realizando esta actividad. Cualquier jugador que acude a su centro sabe que PIERDE, y no tiene que pensar mucho en ello para contestarle. Sin embargo lo que se cuenta a si mismo para volver, es el hecho de ganar dinero o de recuperarlo.
Con las drogas es lo mismo, nunca se habla de los efectos en el momento de consumirla, y lo que se suele decir es que no hay que hacerlo, o de que es MALO hacerlo, con lo que al final el hecho de drogarse acaba por perder el sentido, le gente acaba por no entender por que lo hacen, si les genera tamaños perjuicios. Como todo lo que hacemos o decidimos, los resultados se ven a corto, a medio y a largo plazo. Cuando me subo en una montaña rusa, estoy pagando por los efectos o los beneficios (diversión) a corto plazo. Hay otras cosas que son al revés. Cuando ahorro, me fastidio ahora y veo el beneficio a medio y a largo plazo, y entonces le encuentro un sentido al haberme contenido de lo que me apetecía durante un tiempo.
Otra cosa es que sea necesario estructurar una verdad social, que no es lo mismo que científica, para recibir subvenciones o beneficios de determinados estamentos, o el justificar determinados procedimientos en base a la curación de una enfermedad. Y esto es crítico, porque si nos ceñimos a las verdades sociales, es decir, aceptadas por la sociedad, podemos llegar a verdaderos sin sentidos, porque al fin y al cabo, estas verdades no ayudan a entender la naturaleza de los fenómenos. Una verdad social en determinada época: "el mundo es plano y tiene márgenes". Aún despues de las primeras imágenes de satélite, había gente que no lo aceptaba.
Así pues, si queremos entender realmente un fenómeno, no podemos basarnos en teorías o hipótesis sin fundamente científico. Es el caso del juego patológico. NO hay una teoría que justifique los tratamientos ni por tanto, la enfermedad. Ni siquiera cuando los tratamientos funcionan. Y ojo porque de este desorden epistemologico se benefician algunos sinverguenzas que venden tratamientos que "polarizan" las neuronas y curan en juego patológico. Una fortuna por tres sesiones de veinte minutos. Y claro, en algunos casos el trata-MIENTO funciona, pero no debido a sus principios activos, sino a razones ya conocidas desde hace muchísimo tiempo por la ciencia.
Desde luego, mirando los datos de prevalencia, es evidente que si hay que buscar responsables, busquemoslos en la figura del jugador, ya que el 98,5% de la población tiene contacto con el juego, y lo hace sin problemas. Si Ud. expone al virus de la gripe al 100% de la población, posiblemente se infecte de el y desarrolle síntomas el 75% de la misma, por lo que es el virus de la gripe el responsable. El estado solo lo sería de no regular e intentar hacer lo posible para contener la epidemia.
Como puede leer en mi blog, opino lo mismo respecto al problema del juego patológico. El estado es responsable de regular el uso y funcionamiento del producto, pero no del uso que le dá el usuario. Eso tenemos que hacerlo las personas y Dios nos libre de que el estado llegue a responsabilizarse de ello por razones obvias.
Un saludo, espero sus valiosas aportaciones.

Anónimo dijo...

Hola muy buenas noches ante todo, quiero dar mi testimonio como ludopata recien aceptado por mi mismo , he venido jugando por muchos años y creia q podia controlarlo pero al fin me di cuenta q necesito ayuda profesional este 31 de agosto empìeza mi tratamiento en un hospital limeño ,,a Dios confio en q pronto sere una persona sana ..saludos..

Anónimo dijo...

mis hermanos en peru estan totalmente enviciados con las maquinas y casinos en peru desde hace muchos anos, una hermana profesora una hermana psicologa, mi hermano mayor es jubilado pero ahi permanece muchas horas, quien sabe hasta las 8 o nueve de la manana del dia siguiente, mi hermano vidriero y su esposa y mucha gente mas que conozco. Yo se que es una adiccion pero mis hermanos no pueden reconocer que tienen un problema, El juego y la apuesta se ha llevado comidas decentes para los hijos de mi hermana, ropa, comodidades, educacion, y en general ella esta en una situacion muy triste, no podemos hablarle cara a cara porque no lo aceptara. Pero yo veo con mucha tristeza que ella se quedara sola, porque sus hijos no querran seguir viviendo mas con ella. Yo no se cual es la solucion, yo no vivo en peru y quisiera que ellos se recuperaran de tan grave enfermedad.

Mis hermanos lo han dado todo por el juego, por tantos anos como puedo recordar, desde que entraron los casinos y bingos a peru, lo siento mucho, nos los critico porque ni ellos mismos sabran como llegaron a este estado, pero me pregunto si algun dia podran recuperarse.