sábado

LA CRISIS HACE DISMINUIR EL GASTO EN JUEGO

O al menos eso es lo que ha ocurrido con las ventas de Lotería Nacional de Navidad que ha disminuido un 3% a nivel de todo el Estado Español. Dado que las espectativas de ventas eran otras, se aumentaron la cantidad de series disponibles, por lo que se devolvió mucha mas lotería invendida que otros años. Esto sin ser catastrófico, ha supuesto que la recesión ha comenzado incluso para una industria tan floreciente como la del juego. Otra cosa es que estos decrementos se produzcan en las recaudaciones de juegos inmediatos como los casinos, bingos y por supuesto tragaperras. De producirse un decremento significativo, al menos a nivel sociológico, se podría relacionar la renta disponible con lo gastado en juego, y ello convertiría la conducta de juego, al menos en lo que a los grandes números se refiere, en algo que las personas se permiten o no, es decir, usan o nó, dependiendo de sus prioridades vitales. Se podría argumentar, desde luego, que no estaríamos viendo en profundidad cada caso, y que no solo los ludopatas juegan a las tragaperras. Respecto a esto, he de decir, que cuando hablamos de ludopatía o juego patológico, precisamente estamos hablando de grandes números y estadísticas, así que el diagnóstico del trastorno estaría aquejado del mismo defecto que la hipótesis que propongo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante tu artículo. Me ha gustado.
Te invito a visitar mi weblog, dedicado a la psicología social:
http://ponss.wordpress.com

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Grácias anínimo. Pasaré por ahí.